jueves, 20 de marzo de 2008

Alemania/Suiza/Austria/Belgica - marzo/abril 2008 (parte III)



CROAR O REVENTAR


Luego de un par de días de feliz descanso en Düsseldorf, y de descubrir (con cierto susto) que en Europa creen que el objetivo del T.E.G. es liberar continentes y no ocuparlos, nos calzamos la exitosísima ropa térmika (juzgada como exagerada por muchos insensibles nórdicos) y partimos hacia Rudolstadt en un tren con skinheads (común paisaje del este), para dar un show sin pena ni gloria ni piano acústico
Al otro día conocimos la viejisima Salzburgo (Austria), que me dejó sin aliento con sus angostas y empedradas calles que subían y bajaban, el gran castillo del rey sobre la montania, el río, los chocolates y la Mozartmanía
El organizador de la gran y populosa milonga donde mas de 120 personas no dejaban de bailarnos, era muy parecido a Kirchner, y la alegría de la gente y un cuadro torcido, nos hicieron sentir como en casa
La hoja de ruta nos condujo a Köln (con lo último que nos quedaba de energía) a dar un concierto en el que conocimos a un alemán que nos llevó al día siguiente a la casa de un muy simpatico viejo zapatero que compensa la falta de un dedo de su mano con una increible colección de 142 bandoneones de todas formas, tamanios y colores que él no puede tocar, pero que me permitió saborear, en un altillo escondido del mundo
Llegamos a Hamburgo, al norte del norte, donde llueve siempre y de coté y hay un puente en cada esquina, paseamos en barco por un puerto de colores intensos, respiramos la humedad del rock, tocamos unos tangos y recibimos un inesperado mensaje, invitandonos a tocar en Brüselas (Bélgica) a donde partiremos maniana por la maniana

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal